El auto eléctrico basado en Android y hecho con plástico reciclado

Newsletter

En la teoría, los autos eléctricos son una respuesta a la urgencia de terminar con las emisiones de CO2, y aunque hasta el momento son una alternativa que muy pocos pueden costear, lo cierto es que su tecnología hace a un lado los motores de combustión interna.

En atención a la protección al medio ambiente que los autos eléctricos implican, ¿podría existir un modelo que, además de contar con la tecnología respectiva, fuera creado con materiales reciclados?

Seguramente esa fue la duda de Polestar, subsidiaria de Volvo especializada en eléctricos, pues ha presentado un modelo del que prefirió destacar no los aspectos que pueden verse en otros EVs -como el rendimiento-, sino aquellos que van más allá de lo evidente.

Polestar Precept es, de acuerdo con la marca, el resultado de la convicción de que la sustentabilidad puede ser una fuerza en la experiencia de manejo, encaminada, además, hacia una causa.

Los interiores reducen hasta en un 80% la cantidad de plástico que usualmente se emplea en un auto de estas características, lo que se suma al hecho de que el 100% de ese plástico es derivado de envases de PET.

Por otro lado, la idea de Polestar es que con Precept se profundice en la integración del sistema operativo Android Automotive, que a su vez es una suerte de versión más compleja y moderna de Android Auto.

“Queremos abrir nuevas posibilidades con el auto, más allá de las que ya están disponibles, como el ajuste de espejos, asientos, clima y especificaciones de entretenimiento”, dice la marca.

Para ejemplificar su idea, Precept reconocería al conductor desde el momento en que se aproxima al auto para dejar listas de manera automática las aplicaciones y settings de su preferencia.

Por el momento no se cuenta con detalles como el precio o fecha de lanzamiento, pero el auto estará presente en el próximo Salón de Ginebra.